fases de la alopecia

¿Cómo prevenir la caída del cabello con RU-58841?

La alopecia, tanto masculina como femenina es algo que, cada vez más, preocupa por el impacto estético que supone. Pero muchas veces cuesta anticiparse a ella porque el cuero cabelludo pasa por fases temporales muy largas que cuesta entender.

La pérdida de cabello no es sinónimo de alopecia necesariamente.

Nuestro cabello pasa por diversas fases que pueden hacernos pensar que estamos sufriendo una caída anómala, cuando en realidad, simplemente nos encontramos ante una etapa de regulación concreta y todo ese pelo que cae, acabará por recuperarse tarde o temprano.

¿Cómo saber si estamos ante un caso de alopecia incipiente o se trata de algo transitorio? Basta con entender cómo se regula nuestra actividad capilar.

Fase de crecimiento o anágena

Dura entre 2 y 8 años, esto es, está activa la mayor parte del tiempo.

En esta fase, el folículo está sano y sus células tienen una actividad continua, por lo que el cabello tiene un crecimiento lineal. 

La longitud del cabello se decide en esta fase, cuanto más dure, más tendremos la sensación de que nuestro pelo está sano y fuerte.

Fase de transición o catágena

Este breve periodo, que dura entre 2 y 6 semanas, el pelo deja de crecer y se separa de la papila. Toda actividad de las células del folículo se detiene y hay una parada del crecimiento que da lugar a la posterior caída, en la que el folículo cambia de forma.

Fase de reposo o telógena

En esta fase, el folículo descansa y el pelo comienza a caerse. 

Dura entre 2 y 3 meses y durante todo el proceso, la raíz del pelo permanece en el folículo. 

Es la fase crucial para entender si la pérdida que notamos es normal o sufrimos algún tipo de alopecia. Cuando termina esta etapa, el ciclo del pelo comienza de nuevo con la fase de crecimiento, y si no es así, efectivamente sospechamos que existe algún tipo de alopecia.

Si sufrimos una caída prolongada sin que haya periodos de crecimiento, no basta con que esta caída se detenga, si tras la caída no hay una vuelta a la normalidad, es momento de preocuparse.

Existen hasta seis tipos de alopecia; la androgénica (las más común y genética), areata (en zonas muy concretas y concentradas), fibrosante (frontal), difusa (sin un orden lógico), cicatricial (provocada por cicatrices) y universal (pérdida completa de todo el pelo).

Cada una tiene sus causas, aunque el 95% tienen un origen androgenético aunque parezcan ser de otro tipo.

Es por esto que el bloqueo de la hormona causante de la pérdida de cabello, la DHT, se ha empleado en todo tipo de fórmulas y medicamentos, ya que, salvo casos extraños, va a ser la clave para poder solucionar el problema.

Sin embargo, las formulaciones tópicas como Minoxidil, tratamientos invasivos como inyecciones de PRP o Finasterida/Dutasterida no son, ni mucho menos, una solución, sino parches que presentan inconvenientes.

Por ejemplo, el minoxidil tópico (oral presenta efectos secundarios como el crecimiento de pelo en el cuerpo) solo amortigua la caída, y su uso es incómodo porque suele dar al cabello un aspecto apelmazado y sucio. Y reiteramos, NO SOLUCIONA la alopecia de fondo.

Las inyecciones de plasma, son bastante efectivas, pero no funcionan en muchas personas, se ha de hacer de forma continuada y es un tratamiento caro, incómodo o incluso doloroso.

La finasteride o dutasterida (ambos, inhibidores de la enzima 5a reductasa) consiguen que la testosterona no se convierta en DHT (di hidro testosterona) en el organismo. Pero la clave es ésta: en el organismo. Y es que, si bien la DHT perjudica el cuero cabelludo, es clave para mantener otros aspectos clave.

Aunque recientemente la industria farmacéutica ha hecho una fuerte campaña (también la industria cosmética) para negar el efecto demoledor de estos fármacos, que causan pérdida de deseo sexual, impotencia o depresión, a veces graves; la realidad es que, la cantidad de personas que presentan cuadros clínicos preocupantes se ha disparado y las consecuencias aún no se acaban de conocer.

De hecho, se habla de síndrome post-finasterida, cuando es manifiestamente falso, ya que no hace falta cesar su uso para que aparezca: de hecho, se produce con el uso, y al abandonarlo el usuario es más consciente del estado mental deteriorado en que se encontraba.

 

¿Y si se pudiera encontrar un compuesto que inhibiera la DHT, pero solo a nivel folicular, sin tener que cambiar la cantidad de DHT indispensable en el organismo?

Pues, a decir verdad, existe, y desde 1980.

Roussel Uclaf, la compañía farmacéutica francesa extinta y que hoy sería parte de Bayer, trabajó en el proyecto RU-58841 (también conocido como PSK-3841 o HMR-3841).

Contó con una gran financiación y apoyo, ya que se trataba de un antiandrógeno no esteroideo (NSAA) que podía emplearse como tratamiento tópico para afecciones dependientes de los andrógenos como la caída del cabello (aunque también el acné).

Actuaba exclusiva pero ferozmente en la zona aplicada, lo que supuso una revolución.

El compuesto es similar en estructura química a la nilutamida, que está relacionada con flutamida, bicalutamida y enzalutamida, todos los cuales son similares, aunque no presentan el mismo perfil de eficacia/seguridad.

Existen varios estudios, pero el más ilustrativo fue éste, en 1995.  Comparaban los efectos de la finasteride y el RU, y los resultados de este estudio fueron espectaculares.

Finasteride VS RU-58841

tipos de alopecia

Descubrieron que RU aumentaba los folículos anágenos en un 103 % y la finasterida en un 88 %. Otro aspecto crucial fue que el RU resultó en un crecimiento del cabello del 26%, mientras que la finasteride apenas consiguió estimular el crecimiento.

La gran diferencia, no solo el resultado favorable al RU, es que ya se puso de manifiesto que la Finasterida disminuyó los niveles de DHT en el organismo y RU no mostró cambios significativos en los niveles de DHT o testosterona.

Todos los estudios sobre este compuesto han mostrado que funciona de manera muy efectiva y sin efectos secundarios negativos. Sólo señalar que las dosis más bajas de RU no fueron tan efectivas, así que ajustar la dosis clínica resulta clave.

Después de estos estudios, el RU58841 fue comprado por una empresa llamada Prostrakan. Hicieron varios estudios en humanos, pero desafortunadamente, nunca revelaron ningún dato, aunque curiosamente iniciaron un proceso de financiación enorme, que atrajo a muchos inversores conscientes de estar ante el nuevo milagro, como lo fue el Viagra en la disfunción eréctil sobre 1998.

Esto sucedió tras desarrollar una fase III, que obtuvo un resultado sorprendente, pero curiosamente el proyecto se detuvo.

  • No hubo efectos secundarios o de seguridad.
  • La eficacia fue mayor de lo esperada.
  • La comunidad inversora pujó fuerte aportando un enorme capital para que el compuesto fuera convertido en medicamento.

Y aquí entra un importante dato, el sector de la cosmética capilar (no incluye la farmacéutica, que es similar en cifras) se estima que mueve unos 100.000 millones de dólares en este 2022.

Por lo que, obviamente, el RU podía resolver el problema y ser un producto que generase mucho dinero, sin embargo, la intervención de dos de las industrias más poderosas de la economía mundial que no querían una solución definitiva, sino poder vender miles de productos distintos que tan solo ayudaran a tratar la alopecia, asegurando ingresos constantes parece que tuvo mucho que ver con el inexplicable cese de la investigación y producción del RU.

Podría pensarse que esto no es más que una teoría conspirativa, si no fuera porque desde entonces, no se ha realizado ningún estudio sobre este compuesto por mandato expreso de ciertas farmacéuticas, y los resultados Fase III fueron archivados y nunca se ha permitido su publicación.

La licencia sobre el compuesto fue regalada a Kyowa Kirin, una compañía farmacéutica japonesa, curiosamente a cambio de no desarrollar el proyecto, asegurando así que ninguna otra empresa pudiera desarrollar un fármaco y ponerlo a la venta.

Compartir esta publicación

Deja una respuesta


El equipo IBERO SARMS está online para responder tus preguntas.
WeCreativez WhatsApp Support
Logística Iberosarms
Disponible
WeCreativez WhatsApp Support
Dudas Iberosarms
Disponible
WeCreativez WhatsApp Support
Facturación Iberosarms
Disponible